Somos un despacho experto en derecho de familia.

En el despacho somos conscientes de que cuando una persona con un problema familiar acude a un abogado la ayuda que busca va, en muchas ocasiones, más allá de lo jurídico. Quien se ve en la situación de poner fin a un matrimonio, luchar por los intereses de sus hijos, defender su parte en la liquidación de una herencia o armarse de valor contra quien le maltrata no sólo necesita una asistencia tremendamente profesional y experta en su problema sino, además, una atención permanente, individualizada y cercana.

Aquí creemos que el trato humano no está reñido con la profesionalidad y entereza del letrado y luchamos por la defensa de tus intereses, apoyándote durante la tramitación del procedimiento y más allá de la obtención de Sentencia, asesorándote en el día a día y cuidando la confidencialidad que la materia requiere.

No se nos olvida que para cada cliente su situación familiar es única. Nuestros servicios no son estándar ni generalizados, sino personalizados y adecuados a tus necesidades concretas.

Para que todo el mundo tenga derecho a una buena defensa, ponemos a tu disposición presupuestos individualizados y formas de financiación.