imagen patria potestad 2

QUÉ ES LA PATRIA POTESTAD

02.11.2017

En las primeras reuniones que tengo con clientes, siempre les pregunto si saben la diferencia entre la patria potestad y la guarda y custodia. La mayoría ha oído hablar de los dos conceptos pero pocos saben diferenciarlos. Internet ofrece definiciones jurídicas grandilocuentes que poco ayudan al ciudadano de a pie, que no tiene por qué saber derecho.

Por eso, vamos a exponer unos puntos básicos para saber cuándo estamos ante una decisión que forma parte del ámbito de la patria potestad y cuándo estamos, sin embargo, ante la esfera de la guarda y custodia:

La patria potestad -también llamada responsabilidad parental- es, definida por mí, el derecho y el deber de participar en la vida de los hijos y a formar parte de las decisiones importantes en su evolución.

La patria potestad es, en un altísimo porcentaje de las rupturas, compartida. Para poder privar a un progenitor de la patria potestad hay que acreditar un absoluto desentendimiento de la vida de los menores por parte de este progenitor o un perjuicio directo hacia los mismos. Si bien puede parecer sencillo, es una medida muy excepcional.

La guarda y custodia, por su parte, es el derecho y el deber de tener a los menores consigo, de gestionar sus rutinas y su día a día y de tomar decisiones en la esfera más inmediata.

Definidas así, ¿qué medidas son inherentes a la patria potestad.

- El cambio de lugar de residencia de un menor: tener la custodia no supone que ese progenitor pueda cambiar el lugar y el entorno de sus hijos sin consultar con el otro. Arriesgarse a hacerlo sin asesoramiento pertinente puede provocar consecuencias muy negativas, como un cambio de custodia.

- El cambio de colegio.

- Las decisiones dentro del ámbito religioso: los Bautismos, la Catequesis, la elección de la optativa de religión o de educación para la ciudadanía, las Comuniones, las Confirmaciones,…

- Los tratamientos psicológicos.

- Los tratamientos médicos que puedan requerir una medicación permanente: trastornos neurológicos (TDAH, TDA), celiaquía, problemas respiratorios,…

- Las intervenciones médicas relevantes, a excepción de aquellas que tengan carácter urgente.

En caso de desacuerdo entre los progenitores sobre alguno de estos puntos, deberá iniciarse un procedimiento para solicitar al Juez este amparo.

En cualquier caso, para un asesoramiento más concreto y adaptado a tus circunstancias, busca apoyo legal.