Cuando dos personas se separan y existe entre ellas un patrimonio común, pueden existir problemas en el reparto: quizás uno no quiere vender, otro se ha apropiado de algún bien, quieran distribuir el uso sobre un bien concreto (sobre el domicilio familiar o la casa de verano, etc.).

Nosotros nos encargamos de redactar los acuerdos, tramitar el asunto ante Notario, interponer la demanda de disolución de la cosa común o las denuncias por apropiación indebida,… Pregúntanos.