Cuando el acuerdo no es posible, hay que poner una demanda de divorcio o separación, solicitando las medidas para ti o para tus hijos que más te convengan: patria potestad, guarda y custodia, pensión de alimentos, régimen de visitas, atribución del uso y disfrute del domicilio familiar, pensión compensatoria, etc.

Para ello, contarás con nuestro apoyo desde el primer momento: te asesoraremos, redactaremos la demanda o contestaremos a la demanda que te llegue, la revisarás, estarás al tanto de cada movimiento que se produzca en el Juzgado, prepararemos contigo el Juicio para que vayas tranquilo y consciente de lo que allí va a suceder y defenderemos en sala tus intereses.

Somos conscientes del momento que atraviesas y de que necesitas un asesoramiento continuado, profesional y firme, sin titubeos. Aquí nos tienes.

Cuando obtengas tu Sentencia, seguiremos a tu disposición para todos los problemas, consultas y dudas que puedan ir surgiendo en el día a día.

Nuestra actuación continuada en la jurisdicción del derecho de familia nos permite estar en contacto con profesionales de otros ámbitos que pondremos a tu disposición para tu procedimiento: investigadores privados, psicólogos especializados en menores, abogados mercantilistas, tasadores, notarios, peritos,…